Besiberri Norte

Besiberri Norte es un pico de 3.014 m situado en el límite de las comarcas del Valle de Arán y la Alta Ribagorza, en la provincia de Lérida.

No sólo es la cima más atractiva y agreste de todo el macizo de  Besiberri sino que  además desde su cima hay unas vistas espectaculares del Besiberri Sur, el Comaloformo, la Punta Alta y el Tuc de Colomers, entre otros.

En un artículo que leí hace ya un tiempo, lo consideraba el más difícil de los tres miles del Pirineo Catalán. Lo cierto es que esta valoración no deja de ser subjetiva, pero lo que sí puedo afirmar es que su ascensión desde la presa de  Cavallers no es para principiantes. El desnivel positivo acumulado y los pasos de nivel II y III de escalada algo aéreos, que encontramos en los últimos 100 metros de  pared, no te lo pondrán nada fácil.

El reto comienza y acaba en el aparcamiento de la presa de Cavallers que se encuentra en el municipio de Valle de Boí, en la comarca de la Alta Ribagorza, Lérida.

Consejos Besiberri Norte

Nuestros conesjos para hacer Beseberri Norte antes de iniciar el reto con una serie de puntos clave para no sufrir  contratiempos:

  • Desnivel acumulado positivo desde el aparcamiento de la presa de Cavallers 1.781 m a la cima 3.014 m  aproximadamente  de 1250 m. 
  • La distancia total es de unos 13,24 km.
  • Duración aproximada de 8’5 horas con paradas incluidas. La alimentación y la hidratación  son básicas para el éxito del reto.
  • Material indispensable realizando el reto en verano: casco. 
  • El material aconsejable: cuerda.

En una de las chimeneas que se encuentra en los últimos 100 metros antes de alcanzar la cima hay un paso de nivel III que es el punto donde, si tienes poca experiencia y técnica, es recomendable utilizar cuerda, sobre todo a la hora de descenderlo.

Para no perderte, MAPA y/o GPS indispensables.

Cómo llegar al aparcamiento de la Presa de Cavallers

Para saber cómo llegar aparcamiento de la presa de Cavallers deberás primero dirigirte a la población de Pont de Suert, capital de la comarca de la Alta Ribagorza, provincia de Lérida. Desde el Pont de Suert hasta la presa hay unos 27 km aproximadamente.

Desde el Pont de Suert tomarás dirección Viella por la N-230  y poco después girarás a la derecha por la L-500 dirección Vall de Boí  que te llevará al Balneario de Caldes de Boí. Una vez aquí seguirás por una pista asfaltada unos 4 km hasta llegar al aparcamiento de la presa de Cavallers.

Subiendo por la pista primero encontrarás el aparcamiento del ya cerrado albergue de la ENHER y más adelante otros dos aparcamientos. Te recomiendo que dejes el coche en el último aparcamiento, que es el más cercano a la presa de Cavallers. 

Hacia Estanyet de Malavesina

Una vez aparques el coche deberás tomar  un pequeño sendero, que en pocos minutos te llevará a la presa. Una vez allí irás por el camino que la bordea. Lo cierto es que este tramo es un verdadero regalo, sobre todo si comienzas temprano, ya que es ahí cuando verás cómo los primeros rayos de sol juegan con el agua e iluminan con delicadeza las cimas de  las montañas que la rodean.

Cuando se acaba la presa, el camino te acercará a un torrente y en no demasiado tiempo comenzarás a remontar un pequeño desnivel que desembocará en el Pletiu de l’Obaga  donde el riachuelo del  lago Negro va abriéndose camino.

En este tramo que vas remontado te tropezarás con unos palos con pintura amarilla que son las marcas de la conocida ruta de montaña carros de fuego. Tras unos pocos pasos llegarás a un poste de señalización que te indicará que debes continuar a mano izquierda para ir hacia el Bessiberri  y  que te hará cruzar dos puentes bastante seguidos. Más o menos en este punto abandonas la ruta de montaña carros de fuego que lleva al refugio Ventosa.  

Barranco de Malavesina

Ahora el camino comienza a estar marcado por hitos, suerte de ellos, ya que la vegetación en muchos tramos se come el sendero. Aproximadamente habrás consumido unos 50 minutos en llegar a este punto.  

El sendero lleno de  vegetación y piedras te subirá por el barranco de Malavesina comenzando a ganar algo de desnivel y siempre manteniéndote cerca del torrente, el cuál permanecerá a tu mano izquierda.

La vegetación dará paso a un sendero de tierra con muchos tramos descompuestos. Además tus piernas comenzarán a divertirse ya que el desnivel aumenta de manera nada despreciable. Sin esperarlo, de nuevo, la vegetación volverá a aparecer para volver a hacer desaparecer el camino, pero los hitos están ahí para facilitarte el trabajo de no perderte mientras sigues subiendo y comienzas a alejarte del torrente.

Tras un buen rato llegarás a un circo de belleza ruda y agreste que no te dejará indiferente.

El desnivel comenzará a pesar en tus piernas pero las vistas compensarán con creces la sensación de cansancio. Sin perder tiempo te dirigirás hacia la pared del fondo del circo al mismo tiempo que te desviarás a mano derecha para acceder al camino que te permitirá salir de éste. Tierra, piedra y vegetación serán tus fieles compañeros en este camino de bastante desnivel y que por momentos comenzará a parecer que no tiene fin.

Lago de Malavesina

Tras un rato inacabable te encontrarás con un hito que te mandará cruzar el torrente para dejarlo ahora a tu mano derecha.

Si pensabas que todo el camino seria vegetación, tierra y piedras, a partir de ahora te darás cuenta que el sendero que sube está formado por grandes bloques de rocas que no te darán tregua ni un segundo.

En el momento que el desnivel comienza a suavizarse sabrás que estás cerca del lago de Malavesina, más o menos te encontrarás a 2.497m de  altura, habrás caminado 4,420 km con un desnivel de 724 m y en un tiempo aproximado de  2 h 38’. Desde el lago Malavesina tienes unas hermosas vistas del macizo del Besiberri.

lago malavesina Besiberri Norte

Momento de hacer unas fotografías y prepararte para una sesión exigente dirigida a tus rodillas.

Hacia la Brecha de Peyta

Tras ver el lago de Malevesina te dirigirás a mano derecha  para comenzar a bordearlo. Pero antes, deberás cruzar un pequeño riachuelo que nace de él y saltar un gran bloque de roca. El camino, que los hitos te marcarán, está formado,  primeramente por grandes bloques de roca para pasar seguidamente a ser un camino de tierra y piedras bastante descompuesto que te irá acercando a una pared.

Antes de llegar a ésta, nuestros amigos los hitos te harán desviarte a mano izquierda y continuar paralelo a la pared, pero ahora volverás a caminar sobre grandes bloques de roca que no darán descanso a tus ya algo machacadas piernas.

Tras un buen rato el camino vuelve a abandonar  los grandes bloques de roca y recupera la mezcla de piedras, tierra y  algo de vegetación, lo cual aliviará tus piernas pero no por demasiado tiempo ya que en breve te verás andando  por una canal de piedras que deberás remontar y que te acercará a la brecha de Peyta.

En la brecha te encontrarás a 2.820 m de altura, habrás superado un desnivel de 1080m en 5,4 km y en aproximadamente 4 horas. Asomarte a la brecha será una experiencia única.

vistas desde la brecha Mágicos Pirineos

Las vistas desde allí no tienen precio. Podrás ver dos grandes lagos, uno que tiene una isla en medio, llamado estanh de Mar a mano derecha y a mano izquierda el estanh Tòrt de Rius. 

Este momento mágico no debe confundirte, no puedes bajar la guardia ni relajarte demasiado.

Recuerda que aún queda la parte más delicada del reto para alcanzar la cima.

Hacia la Cima del Besiberri Norte

Tras unos minutos de deleite y unas fotos para el recuerdo deberás ir hacia la izquierda por la cresta que lleva al Besiberri Norte. Sin embargo este no es el camino, empezarás a moverte por la cresta pero enseguida los hitos te harán bajar un poco para seguir por un camino que va paralelo a ella.

Por suerte un camino bastante agradable que te llevará a la primera chimenea. Que no te engañe este cómodo tramo, lo mejor está aún por llegar.

Las Chimeneas del Besiberri

Las Chimeneas de Besiberri parte seria de la ascensión, 100 metros de pared formada por varias chimeneas con tramos aéreos y con puntos de nivel de escalada dos y tres que no te lo pondrán nada fácil.

Sobre todo hay que prestar atención y no perder el camino que los hitos te marcan. Perder el camino puede ponerte en serios aprietos y convertir la subida en un juego difícil, técnicamente hablando.

inicio chimeneas Besiberri

Sin embargo si sigues los hitos con rigurosidad estos te llevarán al inicio de la primera chimenea de manera bastante cómoda.

Primera Chimenea

La primera chimenea deberás subirla ayudándote de manos y pies, pero no es más que una pequeña escalada básica, fácil y divertida.

Segunda Chimenea

Seguidamente te encontrarás una  segunda chimenea que se acaba en una gran roca caída y que te obliga a desviarte y bordearla dejándola a mano derecha. Aquí la cosa comienza a ser más entretenida.

Para poder acceder a la tercera chimenea deberás hacer un paso aéreo que da un poco de vértigo pero de poca dificultad técnica ya que, por suerte, hay muchos agarres naturales.

Tercera Chimenea

La tercera chimenea es la más complicada, no sólo es bastante aérea sino que los agarres naturales de los que dispone no están colocados de la mejor manera, por suerte, es de corta longitud.

En ella encontraremos el punto más comprometido, pero lo cierto es que la dificultad se encuentra a la hora de bajarlo en el caso que no tengas demasiada experiencia. Después de pasar el punto algo comprometido acabarás la tercera chimenea sin demasiada complicación.

Cuarta y Última Chimenea

Cuarta y última chimenea, que para descanso de tus nervios, no es nada exigente y con muchos agarres naturales.

Lo que siempre hace que la escalada sea un juego de niños además de bastante segura.

Sin saber muy bien cómo, saldrás a la cima del Besiberri Norte 3.011 Mts.

Cima Besiberri Norte

Enhorabuena, estás en la más hermosa cima del macizo Besiberri y desde la cual tus ojos no podrán evitar empaparse de la belleza de las montañas de esta zona del Pirineo.

Es en este momento cuando te quedas sin respiración, y no porque hayas agotado todas tus fuerzas para subir, sino porque las vistas son impresionantes. No puedo imaginar mejor recompensa a la exigente subida que acabas de hacer.

Tómate tu tiempo, disfruta, enamórate de las vistas y guarda este momento en tu corazón.

Unas fotografías para que los recuerdos no sólo queden grabados en la memoria, también en papel.

cima besiberri norte por Maite Pariente

A mí me enamoró, a partes iguales, la imponente cresta del macizo de Besiberri  y la belleza salvaje del territorio.

Buen momento para reponer fuerzas, aunque sin olvidar que el reto no ha acabado y te queda aún un buen rato.

Finalizando el Reto

Después del momento cima haces un pensamiento e  inicias el regreso. La emoción de lo vivido te hará recuperar las fuerzas necesarias para realizar el descenso, aun así, no podemos confiarnos, todos sabemos que los accidentes suelen aparecer cuando bajamos.

No olvides que el cansancio y la confianza son enemigos de la seguridad.

Así que sabiendo que el tramo más delicado del descenso viene nada más salir de la cima, mejor respirar profundo y sin prisa pero sin pausa comenzar a descender por cada una de las cuatro chimeneas.

Bajando las Chimeneas

Recuerda seguir los hitos para no hacer más difícil el descenso e ir con cautela ya que los tramos expuestos te lo harán entretenido. Cuando llegues al paso complicado, te darás cuenta enseguida por la falta de agarres y lo pulido de la roca.

Deberás extremar la precaución y en el caso que no tengas demasiada experiencia en este tipo de pasos te recomiendo que uses cuerda.

bajando chimeneas besiberri

Pasadas las cuatro chimeneas podrás respirar profundo, puedes bajar un poco la guardia, aunque varios tramos formados de grandes bloques de rocas te están esperando.

No hará falta que te acerques a la brecha de nuevo, puedes descender con precaución intercalando tramos de piedras y tierra con otros de grandes bloques de rocas.

Bajando el Lago

Los hitos no te dejarán en ningún momento y ellos, tras hacerte descender durante un rato, te harán ir paralelo a la pared para luego volverte a hacer bajar. El camino no tiene pérdida, aunque los grandes bloques de roca lo harán entretenido y algo cansado.

Cuando llegues al lago de Malavesina lo bordeas, esta vez dejándolo a tu mano derecha y al final de éste cruzas el riachuelo que nace de él para comenzar a bajar hasta llegar a la zona del barranco.

Es aquí donde encontrarás los tramos de camino que brillan por su ausencia debido a la exuberante y frondosa vegetación. Comenzarás a tener ya ganas de llegar a los puentes para así tener la dulce sensación de que ya falta poco para llegar al coche.

Fin Ruta Besiberri Norte

No pierdas la calma, ya falta poco para tropezarte con ellos. Tras cruzarlos descenderás hasta llegar al nivel de la presa la cuál bordearás dejándola a mano derecha hasta llegar a su final. Una vez allí tomarás el sendero que se esconde en una pequeña arboleda y que te conduce al aparcamiento donde tienes tu coche.

Nosotros, en ese momento, es cuando nos invade la magia que el Besiberri Norte y montañas del Pirineo pueden transmitirnos.

Seguro que a ti, te pasará lo mismo.                

Deja un comentario