Camping el Cortal del Gral

TRANSPIRENAICA DÍA 3

Me despierto a las 6 de la mañana en el Camping El Cortal del Gral y a las 6:30 salgo de la tienda de campaña, empiezo a recoger poco a poco ya que no me dejan salir hasta las 8 de la mañana. No se puede hacer ruido y al encender la moto despertaría a la gente.

A las 8 en punto salgo del camping sin desayunar, hoy empiezo la ruta muy temprano, llevamos un poco de retraso y quiero hacer una buena tirada. El track de hoy de la Transpirenaica Día 3 es de Lles de Cerdanya a El Pont de Suert. Pasada una hora me encuentro un bar muy grande y paro a desayunar, una buena butifarra con pan torrado aceite y tomate, y continuamos según marca la ruta establecida por el Montana 600.

De Lles de Cerdanya a El Pont de Suert

Pasamos por Puigcerda Bolvir, todo por pista de tierra y entramos en una carretera comarcal hasta Ger para enseguida volver a entrar en pista hasta Merangles. Los caminos son hermosos, el paisaje es de película y de vez en cuando me encuentro algún cuatro por cuatro lo cual me tranquiliza por sí me pasa algo se que tarde o temprano alguien me encontrara.

Seguimos el camino a veces fácil a veces más complicado y llegamos a Eller, parece que el camino cada vez se va volviendo más tortuoso y complicado, muchas piedras y hay que ir muy atento y adivinar de antemano por donde haremos pasar la rueda de delante, si no... pueden haber problemas. Además hay que ir muy atento al barranco que me  queda a la derecha.

Transpirenaica día 3

Conquistando los 2.000

A pesar de lo tortuoso del camino la mirada va quedando atrapada cada poco tiempo por esas praderas y pastizales que caracterizan esta geografía, voy encontrando rebaños de vacas y caballos muy a menudo...

Hasta qué me encuentro un rebaño de vacas en medio del camino.... no pasa nada esto ya me ha pasado varias veces, pero hay dos terneras en medio de la pista y una al verme se asusta y da un brinco... y yo no se porque la madre del ternero empieza a correr hacia mi, me asusto, doy un golpe de gas y la adelanto ya que me venía por mi derecha  a envestirme, al dar el golpe de gas todas las demás vacas se asustan y empiezan a correr espantadas... La que se lía en un momento es grande pero por suerte a los pocos segundo la Pelirroja y yo hemos salido ilesos del peligro, ahora me río, me hace gracia pero si me llega a golpear la vaca, se hubiese liado una buena. Más adelante sabría el porque me embistió esa "vaca".

Seguimos el camino, pero ya no es tan fácil, ya no son pistas en las que puedes acelerar, tienes que estar muy atento y alguna que otra vez se nota el ruido de alguna piedra que golpea la pieza  que le he puesto a la moto que cubre cárter. Sin esta pieza es imposible pasar por estos caminos ya que romperíamos la moto, y rondando rodando empezamos a ascender... Llegamos a los 2.000 metros de altura.

Hoy llevo un forro polar y la chaqueta... y calor no tengo.

Pic Negre

Continuamos el ascenso, el camino es cada vez más complicado y empiezo a ver algún excursionista perdido... me parece raro que no lleva mochila ni nada... y cada vez me encuentro más.

Están haciendo una carrera de fondo caminando varios días, vienen de Francia y se les ve que están muy cansados, tan cansados que ni se apartan lo cual hace que no meta la moto por donde mejor me va.

Pic Negre

Y todo es subida y más subida de caminos tortuosos y muy complicados por parajes desconocidos y así llegamos a los 2.500 metros de altitud. Paro la moto en primera y no tengo que hacer fuerza ni equilibrios para aguantarla y miro el GPS, me falta muy poco para acabar el track y llegar al final, en la meta el garmín marca PIC NEGRE (Pico Negro)

Continuo el ascenso con la moto, la pista a cada metro que pasa se va empinando más y se hace más intransitable y el problema es que cada vez hay más personas subiendo la carrera y ocupan el sitio "fácil" por donde pasar, lo demás es imposible... y por ahí me toca subir, no puedo meter la moto por donde yo quiero,  a ambos lados pendiente brutal, por no decir precipicio...

Yo caería rodando a saber dónde y la moto, la moto no quiero ni pensarlo. Así que dando saltos como una cabra voy subiendo a trompicones y parando cada 5 minutos a descansar sin bajarme de la moto para que descansen los brazos, no hay árboles, no hay nada sólo extensiones de hierba verde y subida, una tortuosa subida llena de piedras.

Descansados los brazos continuo hasta llegar a la falda del PIC NEGRE y al ver lo empinado de la subida, esta sí brutal... veo a dios y me hago cristiano. Consigo parar la moto en un plano y no puedo quitar la vista de la jo dida subida, nada más llegar veo un boogie de dos personas que la esta subiendo y da la impresión que van a volcar hacia atrás. Rezo al estilo cristiano, rezo al estilo musulmán, me hago budista y pienso... volver...  no puedo volver porque si es complicado de subida de bajada ni te cuento y encima con los excursionistas andando por el sitio "fácil" que al lado es caída brutal, casi precipicio...que no se dónde llegaría a parar pero es el sitio de la moto.

Me doy fuerzas mentalmente y me digo, Javi sube que seguro una vez estés arriba el camino será más fácil.... 
(Que iluso).

Veo que se empiezan acercar excursionistas y decido sin pensarlo arrancar la moto y dar gas (estas cosas a veces es mejor lanzarse así, sin pensar) doy gas y empiezo a subir. Moto y persona ahora son una cabra dando saltos de un lado para otro. Un poco más de gas, otro poco más, más brincos más saltos, gas y más gas...

Y estamos arriba, he conquistado el Pic Negre....       J O D E R me faltan unos metros más para la meta del track así que continuo por una bajada y una subida y llego donde pone meta. Nervioso y ansioso cambió el track, en estos momentos no estoy contentó ni nada de nada, estoy en estado Zen... 
En mi vida había estado tan cansado.

Esperando un Rescate

Pongo el siguiente track y veo que tengo que hacer el mismo camino que he hecho pero de bajada... quiero decir... volver por donde he venido... 
Y ahí , en ese momento me vengo abajo, me derrumbo....

La pelirroja y yo no podemos bajar, si de subida ha sido imposible y no me he caído de milagro (y no me puedo permitir caerme), de bajada ni te cuento. Tengo que hacer un pequeño inciso para que entendáis  mi desesperación, si me caigo o se cae la moto en plano, puedo levantar la moto y continuar. Pero si la moto se cae en bajada o subida con mucho desnivel... la operación es imposible.

Estoy en lo alto de la montaña PIC NEGRE a 2.850 Mts de altura, el viento corta como una cuchilla, estoy muy muy cansado y me he derrumbado mentalmente, no se qué hacer, así que me estiro en la hierba, busco la botella de agua le pongo un sobré de azúcar doy un trago  y me pongo a pensar. Tengo que reconocer que el lugar es hermoso, muy hermoso y veo que el camino continua, puedo continuar... pero no sigo el camino trazado por los tracks del Garmin Montana que atraviesan los Pirineos, que son caminos por donde se "puede pasar". Seguir el camino que tengo delante significa adentrarme en lo desconocido... y no se dónde podría llegar, es demasiado arriesgado. 
Si bajó por donde he venido; se que es un camino imposible y si me caigo por lo menos pasa gente andando, los de la carrera, alguien me ayudara, pero levantar la moto puede ser demasiado para mi aunque me ayude la gente ya que sería levantar la moto en bajada, algo muy muy difícil, y además no se cuántas veces me puedo llegar a caer... un desastre.

Pasa una hora... Sigo estirado dándole al coco. Cuando vuelva a casa haré un curso de yoga para aprender a desconectar y relajarme.... Pensando pensado he visto subir un booguie de dos personas... quizás vuelvan por el mismo camino... quizás...

Pasa media hora más y estoy desesperado, al igual tienen que venir a rescatarme y fin de la aventura.... Al rato escucho el sonido de un motor a lo lejos.... afino el oído... es el viento...

Sigo tumbado muerto de cansancio y me parece volver a oír un motor... esta vez si, es un motor y escucho que cada vez está más cerca, camino un poco y consigo ver que se han parado en la cima de la montaña que tengo enfrente, les hago señas y en un momento vienen  hasta mi. SALVADO

Ángeles Salvadores

Van dos personas les pregunto si son españoles y me dicen que si, son de Andorra. El que conduce se llama Toni y el acompañante Enric, en ese momento me da igual los nombres, para mi son ángeles, mis ángeles salvadores. Llevan un boogie chulísimo, les comento que he llegado hasta aquí y el gps me marca bajar por donde he subido el problema es que estoy muy cansado, casi sin fuerzas y si me caigo ya no podré levantar la moto. Me dicen que no me preocupe que bajar hay que bajar por el mismo sitio, mi cara es un poema... no hay más caminos (menos mal que no he continuado por la pista) ellos irán delante sin separase de mi y si me caigo me ayudan.

Así qué monto a la pelirroja y encaramos la bajada. Muy poco a poco clavando frenos vamos descendiendo, primer tramo conseguido, quedan dos más... descanso un minuto los brazos sín bajarme de la moto y encaramos la segunda bajada, otra más... descanso un minuto más y bajamos la última y peligrosa bajada. Estoy salvado y fuera de peligro. Me doy cuenta entonces que lo difícil ha sido subir con los excursionistas, si no hubiesen estado ellos todo habría sido diferente, muy complicado, pero diferente.

Pico Negro

Lo he conseguido, no era para tanto pero me había dado la pájara. Esto me hace más fuerte mentalmente... Pero aún así estoy muy cansado, me comentan que más abajo hay un resort Naturlandia (que recomiendo para pasar el día en familia por sus diversas actividades) y podemos descansar, tomar algo y  recuperar fuerzas.

Pasamos una hora hablando de montaña, Toni y Enric se conocen estas montañas como la palma de su mano, son de aquí y aficionados a los cuatro por cuatro y los boogies y se lo han recorrido miles de veces, son muy simpáticos y agradables, me comentan que alguna vez también se han quedado tirados y me recomiendan una aplicación para el móvil por sí te tienen que venir a rescatar, la app se llama ALPIFY. Si alguien quiere hacer esta aventura o adentrarse en estas mágicas  montañas le recomiendo que lleve esta aplicación instalada en el móvil.

Continuamos el tortuoso camino hacia Borén, Isil, continuo viendo vacas, más vacas que caballos, vacas que pastan a placer rumiando las mejores y magníficas hierbas que incluso provocan deseos a uno de volverse herbívoro. Cerca de Bagergue paro a descansar un rato y reponer fuerzas y continuo hasta El Pont de Suert  por la N-230 donde busco un hostal para descansar. Me doy un buen baño y una buena cena y me voy a dormir pues la etapa de hoy ha sido durísima.

Transpirenaica día 3

Si tienes alguna duda, pregunta o consulta no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Mágicos Pirineos y te atenderemos lo antes posible.