Santa Cruz de la Serós

Aragón está lleno de parajes increíbles, como puede ser el pequeño y tranquilo pueblo de Santa Cruz de la Serós perteneciente a la comarca de la Jacetania. Un idílico lugar localizado en el Pirineo Aragonés.

Concretamente, se encuentra en la provincia de Huesca, en Aragón, situado al margen izquierdo del río Aragón, con una población de 177 habitantes. Destaca por sus mágicos parajes llenos de naturaleza y por su arquitectura tradicional espectacular. Además se considera un pueblo con encanto y uno de los mejores conservados de todo el Pirineo.

El pueblo de Santa Cruz de la Serós, es conocido por su Conjunto Histórico Artístico. Por estar al lado de el Real Monasterio de San Juan de la Peña y su parada dentro del recorrido del Camino de Santiago.

Iglesia del monasterio de Santa María de Santa Cruz de la Serós

Como curiosidad, su nombre viene de la misma vinculación religiosa de los sorores, la cual habitó en el mismo pueblo en el siglo XVI. En sí, merece la pena visitar algunos de sus monumentos que nos pueden transportar a tiempos pasados. Si quieres visitar el monasterio San Juan de la Peña, este pueblo es la mejor opción para alojarse.

Ofertas Hoteles

Booking.com

Que ver

Pasear por sus calles es todo un placer para los sentidos veremos su impresionante Iglesia Monasterio, y haremos un recorrido por lo mejor que ver en Santa Cruz de la Serós, un pueblo del Pirineo muy conocido por servir de conexión con otras ciudades. Las casas del mismo pueblo de Santa Cruz de la Serós están muy cuidadas, con piedra labrada amarillenta y de tejados de losa superpuesta. A continuación te mostramos lo mejor que ver.

Iglesia del Monasterio de Santa María de Santa Cruz de a Serós

Nada más entrar en el pueblo nos llama la atención una construcción datada entre los siglos XI y XII, la Iglesia del Monasterio de Santa María de Santa Cruz de la Serós. Ejemplo de arquitectura románica del Pirineo aragonés. Es una iglesia que se construyó además con funciones defensivas.

Se considera un templo de tamaño medio, con una fachada sobria. La cruz latina es lo que va a articular su interior. Cabe destacar que este lugar fue habitado por monjas  benedictinas y mujeres de alta nobleza aragonesa. Una obra arquitectónica reconocida en todo Aragón y además por poseer varios crismones tan típicos de esta zona.

Real Monasterio de San Juan de la Peña

Medio escondido en uno de los paisajes más sorprendentes del lugar. Es una joya que destaca por el Monasterio Viejo de San Juan de la Peña y que, según la leyenda, albergó el Santo Grial. En un imponente peñón rocoso se encuentra el monasterio “viejo”. En sí, el conjunto arquitectónico se encuentra a dos niveles, uno superior (sobre el templo más bajo) que representa una iglesia y otro inferior en el que se encuentra la iglesia mozárabe.

Una de las mejores cosas que podemos hacer es visitar el Real Monasterio de San Juan de la Peña en una visita guiada, para entender un poco su importancia y significado. Del cual entenderemos muy poco por ser un lugar para iniciados.

La iglesia inferior, al estar excavada en una roca, no suele respetar los canones de templos cristianos de la Península. Además el claustro, el Panteón de Nobles, el Panteón Real y también los capiteles son visitas imprescindibles que encandilan a todos los que visitan el lugar. Uno de los lugares más impresionantes es el Panteón Real. Donde durante cinco siglos se enterraron y sepultaron a personas de la nobleza, incluyendo los reyes de Aragón.

Jaca

A tan solo 15 kilómetros, se encuentra Jaca, también conocida como La Perla del Pirineo.  Una parada imprescindible es la ciudadela de Jaca muy conocida por lo hermosa que es su arquitectura militar del siglo XVI. Sus puentes levadizos, sus cañones a la vista, el foso, sus torreones espectaculares que tanto han atraido a turistas de todo el mundo. Y lo más fotografiado, la planta pentagonal de grandísimas dimensiones.

La catedral de San Pedro en Jaca también es digna de visitar, la cual alberga el museo Diocesano. Por supuesto, en esta pequeña ciudad además podemos encontrar un Palacio Episcopal y la Torre del Reloj, construida en el siglo XV con la intención de utilizarla como prisión.

Donde comer

La gastronomía del Altoaragón se caracteriza por el sabor tradicional de los guisos, su cocina elaborada con productos frescos de la zona con sus ricos aromas. En sí, domina la cocina de alta montaña. El ternasco es uno de los productos estrella y otras carnes de gran calidad como la de conejo, liebre y los embutidos. En otoño, también destacan las setas, como pueden ser los rovellones o las setas de cardo.

Uno de los platos más destacados es el de las migas de pastor, preparada con morcilla, tocino, ajo, cebolla y productos elaboradores a partir de la matanza de cerdo. Por supuesto, las verduras también van a suponer platos fuertes, siendo la borraja y el cardo las más características de la gastronomía pirenaica aragonesa.

Restaurante Espantabrujas

El restaurante Espantabrujas está dentro del pueblo de Santa Cruz de la Serós, donde además te hacen sentir como en casa. En la carta encontramos platos caseros y menús del día a precios económicos.

Restaurante Espantabujas Santa Cruz de la Seros

Destacan sus migas, alubias, su costillar con miel y su lasaña de longaniza.  Su plantilla se compone de profesionales jóvenes que también preparan sabrosas pizzas y ricos postres como la tarta de queso.

Restaurante Santa Cruz

El restaurante Santa Cruz también lo encontramos dentro del pueblo, además hay que destacar que es hostal donde nos podemos alojar a precios económicos.

Bar restaurante de la seros

Este Bar Restaurante tiene vistas a la Iglesia Monasterio y a todo el pueblo. Además se come muy bien a precios razonables. Nosotros lo recomendamos como restaurante y hostal. Si quieres reservar una habitación puedes clicar aquí. 

Restaurante O’Fogaril

En el Restarante O’Fogaril se pueden degustar platos como: secreto de cerdo, costillas, carne a la brasa, ensaladas y otros manjares son los que se pueden degustar en este restaurante. Su comida de gran calidad no deja indiferente a nadie. Además, este restaurante cuenta con una terraza ideal para tomar un aperitivo o comer durante los meses calurosos. Su relación calidad-precio, la presentación de las comidas y la profesionalidad de su plantilla es lo que caracterizan este lugar.

Donde Dormir

A la hora de buscar donde pasar la noche para ver el Monasterio de San Juan de la Peña u otros lugares de alrededor del pueblo, se puede escoger  una bonita casa rural si vamos en familia. O tenemos la opción de pasar la noche en el Hostal Santa Cruz. También tenemos la opción de dormir en Jaca que está realmente cerca.

Espantabrujas

El mismo Espantabrujas de Santa Cruz de la Serós es un complejo rural turístico que consta de una gran casa de piedra con 7 habitaciones que admite hasta 21 huéspedes y un chalet de 100 m2 con 3 habitaciones dobles, que admite hasta 6 personas.

Hostal Santa Cruz

Si se prefiere optar por un hostal tenemos la opción de reservar en el Hostal Santa Cruz  que está ubicado en la misma localidad. Un hostal donde se come bien y además es muy tranquilo. Con vistas a la Iglesia y al pueblo.

Video

Como llegar

Para saber como llegar a Santa Cruz de la Serós, si vamos en tren, la estación más cercana se encuentra en Huesca, situada a 50 kilómetros del pueblo. Recordamos que este pueblo está justamente al lado de San Juan de la Peña y que recomendamos .

En coche se puede llegar recorriendo 158 kilómetros en aproximadamente 1 h 49 minutos, si partimos desde Zaragoza. Se tomaría la E-7/A-23 en dirección Huesca/Sabiñánigo desde la provincia zaragozana. Una vez pasado Huesca y llegado hasta Jaca, se tomaría la N-240 y posteriormente la A-1503 que llevaría directamente al pueblo. La ruta incluye la visita de conocidos pueblos como Sabiñánigo o Yequeda, ambos con obras arquitectónicas que también vale la pena visitar.

Deja un comentario